Uso de nitazoxanida para la criptosporidiasis en pacientes inmunocomprometidos

November 2, 2020

La criptosporidiasis en humanos suele ser causada por los parásitos Cryptosporidium hominis y Cryptosporidium parvum. La criptosporidiasis afecta a los inmunocompetentes, en particular a los niños menores de 5 años, y a las personas inmunocomprometidas en todo el mundo, incluyendo personas infectadas por el VIH. Generalmente, la diarrea que provoca dura aproximadamente 1-2 semanas, pudiéndose extender más no solo en tiempo sino en gravedad en pacientes inmunocomprometidos poniendo en riesgo su vida.

La Organización Mundial de la Salud sobre el agua potable clasifica el Cryptosporidium como un patógeno de importancia significativa para la salud pública, teniendo en cuenta que se requieren baja dosis infecciosas de los microorganismos para causar enfermedad y por su resistencia al tratamiento convencional del agua, como la cloración. De hecho, Cryptosporidium ha sido responsable de brotes importantes, así como de casos esporádicos de gastroenteritis tanto en países en desarrollo como desarrollados. Se ha calculado que en los países desarrollados, entre el 10 y el 30% de los individuos son excretores de quiste asintomáticos de Cryptosporidium.

Los pacientes inmunocomprometidos, p. ej. trasplantados, infecciones virales como el VIH, cáncer; evidentemente son pacientes particularmente más susceptibles y por otra parte de manejo más difícil. De hecho, el abordaje integral no se limita al uso de antiparasitarios sino que requiere el control de la inmunosupresión a través de antirretrovirales en pacientes VIH+ y otros fármacos en pacientes inmunocomprometidos sin VIH. Ahora bien, el tratamiento eficaz para la criptosporidiasis es un complemento útil para la terapia antirretroviral, particularmente en entornos del mundo en desarrollo donde los antirretrovirales son demasiado caros o no están disponibles. Los pacientes con cáncer y postrasplante también se pueden beneficiar de un antiparasitario apropiado.

Objetivo
Evaluar la eficacia de las intervenciones para el tratamiento de la criptosporidiasis en pacientes inmunocomprometidos.

Métodos
Se llevó a cabo una búsqueda en Medline, Embase y otras bases de datos electrónicas. Dos revisores extrajeron datos de forma independiente y evaluaron la calidad del estudio. Se calculó el riesgo relativo (RR) para cada intervención. Se incluyeron siete ensayos en los que participaron 169 participantes.

Resultados
La búsqueda inicial identificó 1503 títulos potencialmente relevantes. Veintiún documentos en texto completo se consideraron para su inclusión en la revisión. Catorce trabajos fueron excluidos debido a la naturaleza no aleatorizada del estudio, el uso de adultos o niños sanos e inmunocompetentes, el ensayo en un solo paciente o la falta de placebo o comparador adecuados. Finalmente, se incluyeron siete ensayos aleatorizados doble ciego en los que participaron 169 participantes (130 adultos con SIDA en cinco estudios).

Se encontró que nitazoxanida condujo a una respuesta parasitológica significativa en comparación con placebo con un RR de 0.52 (IC del 95% 0.30, 0.91). Los participantes VIH- con nitazoxanida tuvieron un RR significativamente mayor de lograr una respuesta antiparasitaria de 0.26 (IC del 95% 0.09, 0.80). En general, se observó que nitazoxanida logró una respuesta antiparasitaria contra el Cryptosporidium más favorable que el placebo en la resolución de la diarrea (Figura 1); así como en la eliminación de los quistes (Figura 2).


La revisión también encontró que el uso de paramomicina no fue más eficaz para reducir la frecuencia de la diarrea que el placebo, como tampoco una respuesta parasitológica. La revisión también encontró que espiramicina no redujo significativamente la concentración de ovocitos en comparación con el placebo. En algunos estudios se observó manejo con extracto de leucocitos dializable bovino sin evidencia de una disminución significativa en las deposiciones o una reducción en la concentración de ovocitos.

El uso de nitazoxanida se asoció con 12 eventos adversos notificados por 11 pacientes en comparación con 14 eventos adversos reportados por 13 pacientes que recibieron placebo. Los eventos adversos incluyeron dolor abdominal, dispepsia, estreñimiento, decoloración amarilla de la orina, disuria y sequedad de la boca. Dos pacientes adultos tuvieron episodios de mareos que requirieron la interrupción del tratamiento.

Conclusiones

- El uso de nitazoxanida en criptosporidiasis contribuye a la resolución de la diarrea y la eliminación de quistes en pacientes inmunocomprometidos.
- Los revisores enfatizan el manejo integral y de apoyo incluyendo la terapia de rehidratación, el reemplazo de electrolitos y los agentes antimotilidad según las necesidades individuales para el manejo de la criptosporidiasis en el paciente inmunocomprometido.

Nitazoxanida – el antiparasitario consolidado en el manejo de la criptosporidiosis

Ver Noticia

Uso de nitazoxanida para la criptosporidiasis en pacientes inmunocomprometidos

Ver Noticia

La evidencia clínica demuestra que trimebutina se consolida en el manejo de los trastornos funcionales digestivos

Ver Noticia

Los trastornos gastrointestinales funcionales: una visión holística y multifactorial

Ver Noticia

Enfermedad por reflujo gastroesofágico, síndrome del intestino irritable y dispepsia funcional como condiciones superpuestas: foco en el efecto de la trimebutina

Ver Noticia