Salud Gastrointestinal durante la cuarentena

August 7, 2021

Durante los últimos meses, la cuarentena preventiva y el aislamiento social se han convertido en la realidad de millones de personas alrededor del mundo como parte de un esfuerzo colectivo por tratar de mitigar el brote de COVID-19. A pesar de que estas son medidas efectivas, no se deben perder de vista los riesgos asociados.

Situaciones como la falta de provi- siones básicas y las pérdidas finan- cieras pueden generar estrés duran- te la cuarentena. Las personas afec- tadas a menudo experimentan frus- tración, que a su vez puede ser aso- ciada con ira y ansiedad hasta 6 se- manas después de la cuarentena.1 El estrés genera múltiples complica- ciones en la salud, entre ellas están las gastrointestinales, que, en primer lugar, pueden afectar el apetito y la nutrición.2

En segundo lugar, el estrés puede afectar el proceso de absorción, la permeabilidad intestinal, la secreción de moco y ácido estomacal y la motilidad gastrointestinal.2

Dos de los trastornos de la motilidad más comunes son el reflujo gastroesofágico (RGE) y el síndrome de intestino irritable (SII); este último suele ser comórbido con enfermedades psiquiátricas como la ansiedad y la depresión.3-5

Es común que quienes se encuen- tran bajo estímulos o situaciones estresantes experimenten cambios en sus hábitos alimenticios. Es posi- ble que las personas dejen de comer por periodos largos de tiempo, reali- cen solo una comida grande en el día o coman tarde y poco antes de acostarse, lo que puede desencade- nar episodios de RGE.6,7

El estrés también es una de las causas detrás del SII. Debido a la relación entre el intestino y el cerebro, que está mediada por el sistema nervioso central, los estímulos generados por el estrés alteran el balance de las bacterias presentes en el organismo (microbiota) y esto causa la aparición de síntomas como la distensión abdominal y el cambio en los hábitos intestinales. 8

Así pues, la cuarentena y el aislamiento social son circunstancias que crean entornos favorables para la aparición de trastornos digestivos con el RGE y el SII.

Referencias:

  1. Brooks SK, Webster RK, Smith LE, Woodland L, Wessely S, Greenberg N, Rubin GJ. The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. Lancet. 2020 Mar 14;395(10227):912-920.
  2. Yaribeygi H, Panahi Y, Sahraei H, Johnston TP, Sahebkar A. The impact of stress on body function: A review. EXCLI J. 2017 Jul 21;16:1057-1072.
  3. MacFarlane B. Management of gastroesophageal reflux disease in adults: a pharmacist’s perspective. Integr Pharm Res Pract. 2018 Jun 5;7:41-52.
  4. Badillo R, Francis D. Diagnosis and treatment of gastroesophageal reflux disease. World J Gastrointest Pharmacol Ther. 2014;5(3):105–112.
  5. O’Mahony, S. M., Clarke, G., Dinan, T. G., & Cryan, J. F. Irritable Bowel Syndrome and Stress-Related Psychiatric Co-morbidities: Focus on Early Life Stress. Handbook of Experimental Pharmacology. 2017; 219–246.
  6. Cleveland Clinic. How Stress Can Make You Eat More — Or Not At All [Internet]. EE.UU.:2016 [Publicado el 16 de noviembre de 2016]. Disponible en: https://health.clevelandclinic.org/how-stress-can-make-you-eat-moreor-not-at-all/
  7. MedlinePlus. Enfermedad por reflujo gastroesofágico [Internet]. EE. UU.:2020 [Publicado el 12 de enero de 2020;consultado el 26 de abril de 2020]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000265.htm
  8. Raskov H, Burcharth J, Pommergaard HC, Rosenberg J. Irritable bowel syndrome, the microbiota and the gut-brain axis. Gut microbes. 2016 Sep 2;7(5):365-83.

EXCENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: La información presentada en este material se obtuvo de la literatura científi­ca cumpliendo las directrices sobre derechos de autor. Las afi­rmaciones y hallazgos reproducidos en la presente, no comprometen a los autores mencionados en las referencias bibliográfi­cas con el producto. Para cualquier solicitud sobre la información presentada, por favor comuníquese con la Gerencia Médica de Farma de Colombia S.A.S.   No existe relación comercial ni ningún vínculo entre Farma de Colombia y los Autores.

Material exclusivo para el cuerpo médico

Nitazoxanida – el antiparasitario consolidado en el manejo de la criptosporidiosis

Ver Noticia

Uso de nitazoxanida para la criptosporidiasis en pacientes inmunocomprometidos

Ver Noticia

La evidencia clínica demuestra que trimebutina se consolida en el manejo de los trastornos funcionales digestivos

Ver Noticia

Los trastornos gastrointestinales funcionales: una visión holística y multifactorial

Ver Noticia

Enfermedad por reflujo gastroesofágico, síndrome del intestino irritable y dispepsia funcional como condiciones superpuestas: foco en el efecto de la trimebutina

Ver Noticia