Nitazoxanida en un Brote de Criptosporidiosis en una Piscina

October 7, 2020

Fundamento

La criptosporidiosis es una enfermedad parasitaria que causa diarrea acuosa. La transmisión fecal-oral del Cryptosporidium ocurre a través de la ingestión de agua contaminada o agua recreacional, el consumo de alimentos contaminados o el contacto con personas o animales infectados. El período típico de incubación es de 7 días (rango 1–12 días). Dado que los oocistos son resistentes al cloro, estables en el medio ambiente e infecciosos a una dosis baja, el Cryptosporidium es la causa principal de brotes de gastroenteritis asociados con piscinas tratadas químicamente.

Investigar un brote de diarrea luego de que unas personas asistieron a una fiesta en piscina, para identificar la etiología e implementar medidas de control ambiental. Después de identificar el Cryptosporidium, se recibieron notificaciones adicionales acerca de transmisión casera y síntomas persistentes después del tratamiento, por lo que se realizó una encuesta descriptiva de seguimiento para evaluar la carga de la enfermedad y la respuesta al tratamiento.

Materiales y métodos

Se condujo un estudio de cohorte en 37 personas de ocho familias invitadas a una fiesta en una piscina. Mediante llamadas telefónicas se estableció que los que no asistieron no se enfermaron. Todos los 21 que asistieron completaron un cuestionario basado en internet evaluando las exposiciones a los alimentos y la piscina así como el estado de la enfermedad; 95% completaron la encuesta dentro de las 2 – 3 semanas de la fiesta. La criptosporidiosis primaria se definió como diarrea (tres o más deposiciones blandas al día), vómito o dolor/cólicos abdominales 1–12 días después de la fiesta.

Se realizó una encuesta de seguimiento 7 – 8 semanas después de la fiesta. Treinta y tres (89%) de 37 personas de las 7/8 familias completaron un cuestionario telefónico para evaluar la transmisión secundaria, la duración de los síntomas y el tratamiento. La criptosporidiosis secundaria se definió como diarrea, vómito o dolor/cólicos abdominales >12 días después de la fiesta en alguien que no asistió.

Trece pacientes (cuatro adultos, nueve niños) que buscaron atención médica fueron tratados con dosis apropiadas para la edad de nitazoxanida; ninguno fue hospitalizado.

Resultados

La inspección ambiental reveló que la piscina cumplía los estándares de cloración y había usado desinfección con irradiación de luz UV y filtración en arena de alta calidad. Se identificaron doce (57%) casos primarios en 21 asistentes con una mediana en el período de incubación de 6 días (rango, 3–9 días) (Figura 1). Ochenta y tres por ciento de los casos primarios ocurrieron en niños (mediana de la edad 7 años, rango 5–38 años). Un paciente de 7 años de edad era inmunocomprometido. La enfermedad no se asoció con alimentos en la fiesta.

Respecto a los casos secundarios, se identificaron cuatro (25%) (tres adultos, un niño) de dos familias en 16 que no asistieron con un inicio de 18–27 días después de la fiesta (Figura 1).

De los nueve pacientes inmunocompetentes (cuatro adultos, cinco niños) sintomáticos al comenzar el tratamiento, la mediana del tiempo desde el inicio de la terapia hasta la resolución de la diarrea fue 5 días (rango 3–18 días). Seis de nueve pacientes inmunocompetentes informaron resolución de la diarrea hacia el día 7 de tratamiento para una tasa de respuesta clínica del 67%; dos de los tres pacientes restantes recibieron un segundo ciclo de nitazoxanida. La resolución de la diarrea en el niño inmunocomprometido se presentó el día 14 de tratamiento.

Figura 1. Fecha del inicio de los síntomas para los casos primarios (amarillos) y secundarios ( azules) de criptosporidiosis (agosto-septiembre de 2006).

Conclusiones

Los brotes de criptosporidiosis pueden ocurrir por contaminación en piscinas a pesar de buenos sistemas de desinfección contra el Cryptosporidium. La elevada ocurrencia de transmisión secundaria refleja la alta infectividad del Cryptosporidium. Para reducir la transmisión casera se recomienda usar peróxido de hidrógeno o hervir el agua para inactivar al Cryptosporidium.

El tratamiento con nitazoxanida logró una respuesta clínica del 67%

Referencia:

Boehmer TK, Alden NB, Ghosh TS, Vogt RL. Cryptosporidiosis from a community swimming pool: outbreak investigation and follow-up study. Epidemiol Infect. 2009 Nov;137(11):1651-4.

EXCENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: La información presentada en este material se obtuvo de la literatura científi­ca cumpliendo las directrices sobre derechos de autor. Las afi­rmaciones y hallazgos reproducidos en la presente, no comprometen a los autores mencionados en las referencias bibliográfi­cas con el producto. Para cualquier solicitud sobre la información presentada, por favor comuníquese con la Gerencia Médica de Farma de Colombia S.A.S.   No existe relación comercial ni ningún vínculo entre Farma de Colombia y los Autores.

Material exclusivo para el cuerpo médico

Nitazoxanida – el antiparasitario consolidado en el manejo de la criptosporidiosis

Ver Noticia

Uso de nitazoxanida para la criptosporidiasis en pacientes inmunocomprometidos

Ver Noticia

La evidencia clínica demuestra que trimebutina se consolida en el manejo de los trastornos funcionales digestivos

Ver Noticia

Los trastornos gastrointestinales funcionales: una visión holística y multifactorial

Ver Noticia

Enfermedad por reflujo gastroesofágico, síndrome del intestino irritable y dispepsia funcional como condiciones superpuestas: foco en el efecto de la trimebutina

Ver Noticia